jueves, 14 de noviembre de 2013

No hay más
Ni necesidad
El silencio se instaló
En mi estómago
Tan solo de vez en cuando
Eructo mariposas

2 comentarios:

  1. Pues bendito eructo que jamás cazará Navokov.
    Me gustaría ver cómo metamorfoseas tus gusanos en mariposas, M.

    Un beso.

    ResponderEliminar