martes, 9 de agosto de 2016

Lejos de la ciudad hay tanta
Vida
Me atraganto con el oxígeno
Que metes en mi garganta
Al besarme
Los pinos cantan un olor
Conocido
La oscuridad los desnuda
De su color
Intento respirar lo que susurran
Pretender que tu mano
Es una mariposa que ahuyento
Con un gesto
Invento palabras pero se quedan
Resecas y caen de mis labios

Es otoño en mi corazón

3 comentarios:

  1. Tanta y tanta vida en tus poemas, tantas palabras que no conocen el otoño de las hojas en blanco; que se quedan en nuestros labios.

    Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaime...me emocionan tus palabras..Gracias.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar